Historia Liceo

Reseña histórica del Liceo de Coronel "Antonio Salamanca Morales"


Se afirma que la Historia es la que da sentido a las cosas, a las situaciones, al mundo, a la vida. Literalmente, tener sentido quiere decir tener una dirección, estar dirigido hacia, apuntar a una meta. Es en ese sentido el que aplicaremos cuando nos referimos a la Historia del Liceo de Coronel, bastión de la cultura y el saber en la zona minera.

Su meta fundamental es entregar una juventud laboriosa, con ansias de saber, investigar y conocer la vida.


La silueta del liceo se perfila en la Historia misma de Coronel. En 1919 se crea como Liceo Particular, siendo su Directora la Sra. Berta Acevedo de González y, como dato curioso, podemos señalar que su primer local estuvo ubicado en la actual Población de Empleados Municipales (Cochrane esquina Sotomayor).

En 1924 fue creado como Liceo Fiscal, cuya duración fue hasta 1927. Siguió en la Dirección del plantel doña Berta Acevedo.

Desde 1927 a 1936 vuelve a la calidad de Liceo Particular, con la cooperación de profesores primarios y algunos profesionales de la zona. Asumió la Dirección la Sra. Adelaida Migueles Soto.

En 1936, y según el Decreto Supremo Nº 1344, del 9 de mayo del mismo año, se crea como entidad fiscal, asumiendo la Rectoría don Ezequiel Céspedes Galleguillos. Así, de esta forma, nacía a la vida institucional nuestro liceo, cuna de tantas generaciones de jóvenes, ávidos de saber y de lograr un desarrollo físico e intelectual.

En su primer Consejo de Profesores, 16 de mayo de 1936, el Rector llamaba la atención al Cuerpo Docente sobre “la alta misión que a cada uno le correspondía, por ser fundadores del Liceo”, cuya labor cultural se esperaba que fuera fructífera para la región.

Dentro del periodo del rector Céspedes podemos destacar:

    1. Creación de 7 cursos de Enseñanza Media, desglosándose: 3 primeros (A, B, C), 1 segundo (A), 1 tercero (A), 1 cuarto (A), 1 quinto (A).
    2. El primer local del mismo Liceo Fiscal estuvo ubicado en la esquina de la calle Balmaceda con Manuel Montt, donde hoy se encuentran los edificios de Servicios Públicos.
    3. Un deseo de la Rectoría fue activar visitas de los alumnos a las industrias de la zona, con el fin de incentivar el espíritu de investigación.
    4.  Como dato curioso, podemos señalar que la primera campana usada por el nuevo liceo fue donada por el conocido vecino de Coronel, don Jorge Allen, el 29 de julio de 1936.
    5. El número del plantel docente ascendía a 11 educadores más el rector.

En 1941 el Sr. Céspedes deja la Dirección del Liceo de Coronel para asumir igual cargo en el Liceo Nº 1 de Concepción y le sucede por un corto período don Froilán Yánez de la Barra (abril 1941 mayo 1942).

Durante la rectoría de don Froilán Yáñez podemos destacar:

  1. Perfeccionamiento del Reglamento de Disciplina del Liceo.
  2. Resaltar entre los alumnos, a través de las clases de Historia, el espíritu cívico, el conocimiento de los héroes nacionales de nuestra historia.
  3. Charlas sobre higiene dental al alumnado del liceo.
  4. Creación de algunos cursos técnicos (carpintería, lencería, etc.).
  5. Rebaja de un 50% del valor del pasaje en FF.CC. para alumnos y profesores.
  6. Iniciación del ahorro escolar.

A mediados de 1942 es designado como rector el Sr. Heriberto Torres Arratia, quien estuvo frente al plantel hasta 1950.

Se le recuerda a este educador por su espíritu humanitario y su tenaz preocupación por obtener la construcción de un local nuevo para el liceo.

En su primer consejo inaugural, el rector Torres manifestó el deseo levantar el estándar de vida, la moral, las costumbres, el aseo y la modalidad de los educadores, ya que su gran preocupación sería el progreso del alumnado.

Dentro de los logros de esta rectoría podemos destacar:

  1. Mejoramiento de la disciplina del alumnado.
  2. Creación de una cooperativa para profesores.
  3. Creación de un quinto año de humanidades a solicitud de los señores apoderados y profesorado, al Ministerio de Educación y además de otros cursos, tanto de enseñanza media como de preparatoria.
  4. Construcción de algunas salas en el liceo.
  5. Creación de un medio pupilaje, siendo en un comienzo particular y posteriormente semifiscal.
  6. Fiscalización y apoyo pedagógico a los colegios particulares de Lota y Arauco.
  7. Reglamento sobre uniforme escolar en las alumnas.

Pero su más sentida aspiración era lograr la construcción de un nuevo local para el liceo, que vendría a reemplazar la vieja casona ubicada frente a la Plaza de Armas.

En ese bregar lo sorprendió la muerte, el año 1950. En uno de los jardines del actual liceo, un monolito recuerda su memoria como gratitud de sus alumnos y ex compañeros de labores.

Durante los años 1950 a 1954 dirigió este establecimiento educacional el distinguido docente, músico, poeta, profesor de latín de la Universidad de Concepción y fundador del Coro Polifónico de esa universidad, don Manuel Villaseñor Rebolledo, el que continuó los trámites para la construcción del nuevo local.

Le sucedió en el cargo don Antonio Salamanca Morales, quien dirigió el liceo desde 1954 a 1973, logrando con su tesón y dinamismo hacer realidad la sentida aspiración de sus antecesores, como fue la construcción del nuevo liceo, establecimiento que recibió en 1961, de manos del Director de Enseñanza Secundaria don Hugo Méndez Escobar.

Por resolución Nº 2814, del 8 de mayo de 1962, nuestro colegio fue designado como Liceo Superior de primera clase a partir del 1º de enero de 1962.



El rector Salamanca era profesor de Educación Física, muy dinámico e inagotable en su quehacer pedagógico, lo que hacía de él un excelente guía para los profesores a su cargo, ya que los estimulaba con su ejemplo para realización de su trabajo.

Al mismo tiempo que se consolidó la construcción material del edificio, también se fueron fortaleciendo sus muros espirituales y su accionar se fue expandiendo por la región: nacen una serie de colegios anexos, que con el tiempo, al adquirir madurez, se fueron independizando.

a) Anexo Lota: 1964, por medio del Decreto 15.980, del 13 de junio de 1970. Pasa a la categoría de liceo con fecha 1º de abril de 1970.

b) Anexo Curanilahue: Decreto de creación 1317, del 17 de febrero de 1964.

c) Anexo San Pedro: Creado el 1º de abril de 1965, es designado liceo mediante el Decreto 15.982, del 13 de julio de 1970.

c) Anexo Santa Juana: 1965. Es designado liceo por resolución 18.290, del 28 de agosto de 1975, a partir del 1º de septiembre de 1975.

e) Anexo Los Alamos: Abril de 1973 (con un 1º año de Enseñanza Media).

Para satisfacer a la juventud estudiosa de Lota, especialmente a los trabajadores, se crearon en 1966 los Cursos Anexos Vespertinos que, con el correr del tiempo, darían origen al actual Liceo Vespertino de Lota (1970).

Junto con crecer la población escolar de nuestro liceo, hubo que mantener por mucho tiempo la supervisión de los colegios particulares de la zona, tales como: Pío XII, Colegio del Niño Jesús de Lota, María Gaete de Arauco, San Juan de Lota, Cursos Particulares de Curanilahue y Cañete.

Uno a uno se fueron sucediendo los triunfos deportivos, eventos culturales y musicales y año a año una pléyade de jóvenes van abandonando las aulas para ingresar a la universidad o bien a la vida laboral.

Posteriormente, asume la rectoría el profesor de Biología, don Juan Arévalo Orias (1973), continuando la labor de sus antecesores.

Directores 1936-2019